‘Una oportunidad perdida’: El Mes de la Herencia Hispana termina en Siler City sin Fiesta

Thanks for reading Chatham County’s leading news source! Please consider supporting community journalism by subscribing to the News + Record – you can do so by clicking here.

Posted

SILER CITY — Los ritmos de los tambores reverberan por todo Siler City. Banderas, pancartas, carpas grandes y multitudes de personas llenan dos cuadras de North Chatham Avenue y East 2nd Street. Mujeres y niñas de todas las edades bailan, sus coloridos vestidos fluyendo como agua a su alrededor.

Y, por supuesto, hay una larga fila para las pupusas.

Si no fuera por COVID-19, Siler City habría celebrado y gozado con estas vistas, sonidos y comunidad el 12 de septiembre, la fecha programada para la Fiesta de la Herencia Hispana de 2020. En su lugar, el Mes de la Herencia Hispana de Siler City cerró el jueves pasado sin la joya de la corona — que ni siquiera un huracán pudo detener — y ninguna celebración virtual podría compararse.

“Es una oportunidad perdida”, dijo Ilana Dubester, directora ejecutiva del Vínculo Hispano, la organizadora principal de la Fiesta. “(Tuvimos) nuestro evento virtual en línea, que no es en absoluto lo mismo, y (al menos) (marca) los eventos con publicaciones sobre cultura, comida y todo lo demás — eso para no dejarlo pasar”.

Aproximadamente desde el 16 de septiembre hasta el 15 de octubre, el Vínculo lanzó una “fiesta” virtual para celebrar la herencia hispana en Facebook. Asignaron cada semana un tema — como importantes líderes hispanos, artistas y tradiciones culturales — y publicaron una serie de videos informativos, fotos y publicaciones sobre cada uno. También asistieron a la reunión de comisionados del condado el 21 de septiembre para escuchar a la presidenta Karen Howard proclamar septiembre como el Mes de la Herencia Hispana.

“Pero no tenemos la exhibición de arte y no tenemos tantas cosas que son parte de ella”, dijo Dubester. “Obviamente, tampoco es el fin del mundo. Es un año que nos la estamos perdiendo. Con suerte, el año que viene podremos volver a celebrarla, pero es triste, sobre todo ahora que sabes que la gente necesita algo por lo que sonreír y sentirse apoyada y orgullosa”.

La Fiesta de la Herencia Hispana — en su encarnación actual — es un gran festival que el Vínculo Hispano, los miembros de la comunidad y otras organizaciones organizan cada año para celebrar el Mes de la Herencia Hispana, que comienza el 15 de septiembre. Es un evento gratuito de medio día que generalmente tiene lugar un sábado por la tarde.

Allí, los asistentes a la fiesta encuentran un poco de todo. Algunas bandas tocan, los grupos de baile hispanos bailan, los vendedores de comida venden una variedad de platos tradicionales de países latinoamericanos y un artista del área exhibe su trabajo durante todo el mes en una galería cercana. Decenas de organizaciones sin fines lucrativos y empresas locales, incluido el Vínculo Hispano, organizan mesas de divulgación y distribuyen información sobre sus servicios. También hay un área para niños, llamada Niñolandia, con juegos, pintura facial y otras actividades.

“Además, hace un par de años, comenzamos un desfile de trajes típicos”, dijo Dubester. “Y invitamos a los miembros de la comunidad a que vinieran con sus trajes típicos y se unieran al desfile, y ha sido muy divertido. Esa es siempre mi parte favorita”.

Pero no es solo un evento organizado para la comunidad; también está diseñado por ella. Alrededor de 80 a 100 voluntarios participan tanto en el evento como en la planificación del evento, junto con otros miembros y organizaciones de la comunidad. Todo el proceso de planificación suele comenzar en mayo.

“Tenemos una asociación mucho más equitativa con los miembros de la comunidad que trabajan en la Fiesta”, dijo Dubester. “Y ese es el propósito de todos modos — sacar a la luz los talentos locales y ayudar a fomentar el liderazgo local y la propiedad del evento y reflejar realmente la comunidad que somos”.

Y por eso su ausencia este año devastó a muchos, incluida la voluntaria de la Fiesta, Elena C. González.

González, de 61 años, ha sido voluntaria con el Vínculo durante 20 años. Una chef graduada aquí y en México, ella es la cocinera del Vínculo — y a veces le pagan por cocinar. También inventó y supervisaba el desfile de trajes típicos en la Fiesta, en la que llevaba su propio vestido chiapaneca de Chiapas.

“(Es) realmente bastante triste este año que no se pudo hacer”, dijo ella. “Al venir nosotros a este país nosotros veníamos de muchas tradiciones de fiestas y de fiestas patronales. Entonces como estamos en este país, tener la oportunidad de salir y ver nuestra comunidad y todo es cómo revivir un pedacito de nuestra tierra aquí”.

Asimismo, la voluntaria Ana Huezo, de 40 años, atesora la Fiesta como un momento en el que todos pueden compartir y celebrar sus distintas culturas.

“Es el único día que se comparte la cultura de cada quien”, dijo. 

Originaria de El Salvador, comenzó a trabajar como voluntaria con el Vínculo hace dos o tres años. Experta en el recorte de papel tradicional, Huezo creó “una fábrica de corte de papel” para decorar una Fiesta pasada, según Dubester, y también hizo a mano hamacas como premio que la gente podría ganar de la rifa de recaudación de fondos del Vínculo.

“(La Fiesta refleja) la unión de la comunidad”, dijo, y agregó, “Nos ponemos de acuerdo y todo eso a pesar de que no somos del mismo país. Hay unión. Hay unión y pues la ayuda mutua”.

Los residentes no hispanos también dicen que la Fiesta es importante para Chatham como un puente de entendimiento entre las comunidades hispanas y no hispanas del condado.

El alcalde de Siler City, John Grimes, ha estado asistiendo a la Fiesta desde que comenzó con su familia. Su nuera es hispana y siempre le gustó ver bailar y participar a sus dos nietos.

“Creo que (la Fiesta) abre a nuestros ciudadanos a apreciar más la cultura hispana”, dijo.

La comisionada del condado de Chatham, Karen Howard, comenzó a asistir a la Fiesta con sus hijos hace unos cinco años y dio el discurso de bienvenida en 2018. Antes de asistir a una Fiesta, nunca había estado en ningún país latinoamericano y dijo que solía imaginarse las culturas de varios países latinoamericanos como “una masa amorfa sin una apreciación verdadera de las diferencias en la cultura”.

La Fiesta de Siler City cambió todo eso, dijo, al “abrirle una puerta” y hacerla consciente de la diversidad de las culturas hispanas — por lo que cree que las celebraciones culturales como la Fiesta son tan importantes para la comunidad.

“Creo que lo que me pasó cuando fui allí probablemente sea lo que le pase a mucha gente”, dijo, y agregó: “Se siente como una bienvenida, como, ‘Aquí, entra en nuestra cultura y mira lo que hacemos y mira cómo lo hacemos y te vamos a regalar esta experiencia de nuestra comida y nuestra música y nuestros sonidos, olores y sabores de nuestra comunidad’”.

Es un placer para todos, hispanos o no hispanos, dijo.

“Como persona de color, y particularmente como inmigrante, parte de la pertenencia es hacer que los demás sepan quién eres y el matiz de quién eres”, dijo. “Por eso, creo que es una oportunidad para que muestren sus propias culturas hermosas, ricas y diversas de una manera orgullosa y significativa”.

Pero gracias a la incertidumbre que rodea al COVID-19, González dijo que es posible que pase otro año en Siler City sin una Fiesta para honrar a las culturas hispanas.

Después de todo, añadió, realmente no hay otra forma de celebrar la herencia y la cultura hispana.

“La presencia es la esencia”, dijo. “Pero pues primero Dios el año que viene aunque sea con mascarillas, pero tal vez lo celebramos. Ojalá se nos haga poder volver a celebrar la fiesta”.

Se puede contactar a la reportera Victoria Johnson en victoria@chathamnr.com

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment

Subscribe to The Chatham Brew now to get the latest news from Chatham County straight to your inbox.

* indicates required
/ ( mm / dd )

Get your digital subscription today.

Access all content on our website, including our e-edition, at a discounted rate while also being environmentally friendly.

Get your 1-year digital subscriptions for only $39.
That's just 10¢ per day for the great coverage of your local news!

Subscribe now