Ch@rla: Un diplomático de Chatham analiza la reconciliación, parte I — y la posibilidad de beneficios duraderos

Thanks for reading Chatham County’s leading news source! Please consider supporting community journalism by subscribing to the News + Record – you can do so by clicking here.

Posted

Nota del editor: La carrera de W. Robert Pearson como diplomático se ha comprometido en la reconciliación y la construcción de relaciones en más de 50 países durante cuatro décadas. Con la división política y racial en aumento, Pearson, de 77 años, participa activamente junto con los líderes de todo el condado en el proceso de recuperación de la reconciliación. En esta entrevista de dos partes con el editor del News + Record Bill Horner III, Pearson analiza qué es la reconciliación y cómo podría funcionar en el condado de Chatham.

¿Qué es la reconciliación?

En términos sencillos, la reconciliación es tomar diversas voces, como un coro, y producir un resultado compartido por todos los participantes, armonía de diferentes voces. Ese resultado se convierte en la plataforma para un mejor coro o una mejor comunidad.

La reconciliación es un proceso que he estudiado, seguido y practicado en mis 40 años al servicio de mi país, incluido el servicio militar, el servicio diplomático y el servicio con una organización benéfica humanitaria mundial. La he visto funcionar para las personas, las comunidades y los países. Como muchas cosas en la vida, es más fácil de describir que de haber sucedido, pero donde sucedió ha producido beneficios duraderos.

¿Por qué sugiere que consideremos la reconciliación?

Bueno, por supuesto, si no tenemos ningún problema, no necesitamos reconciliación. Pero tenemos problemas en nuestra sociedad económicos, políticos, científicos, sociales, sanitarios, educativos y otros. Siempre estamos buscando las mejores formas de resolver los problemas que surgen.

Uno de esos grandes problemas en Estados Unidos es la raza, un tema que nos acompaña desde hace más de 400 años. ¿Por qué tenemos grandes estallidos raciales en este país una y otra vez? ¿Por qué todavía existen problemas para educar a los jóvenes negros y encontrar buenos trabajos para los negros? ¿Por qué la equidad total de las casas de propiedad blanco es trece veces mayor que la equidad de las casas de propiedad negro? Estas son solo algunas de las preguntas que necesitan una respuesta.

OK, alguien podría decir que había problemas en el pasado, pero las cosas están mucho mejor ahora. “No soy parcial”, se oye decir a la gente, “y no soy responsable de lo que sucedió en el pasado”. ¿Por qué obligarme a hacerla?

La solución no es tan simple y la respuesta es que el campo de juego de nuestra sociedad nunca ha estado nivelado. Siempre se ha inclinado hacia la desventaja de los afroamericanos. La pobreza, la discriminación y la exclusión legal, social, económica y política del pasado es un deslizamiento de tierra que llegó hasta el medio del presente. Cuando mire una lista de barreras para el progreso de los negros (vea el recuadro que acompaña a esta historia), pregúntese si esas cosas le hubierian sucedido a usted y a su familia, ¿estaría en la posición que disfruta hoy? Puede que no seamos responsables de lo que sucedió en el pasado, pero somos responsables de lo que sucede hoy y mañana.

OK, los afroamericanos lo han pasado mal. ¿Por qué no pueden ser ellos los que resuelvan sus propios problemas?

La razón se remonta a esas barreras y nuestro campo de juego desigual. Hoy en día, algunas personas están en un hoyo y otras están paradas en terreno llano. La gente en el hoyo tiene que subir al nivel del suelo para empezar a competir. La estructura de nuestra sociedad ha dificultado que los negros lleguen a un terreno nivelado.

Bueno, algunos podrían decir, tal vez algunos de estos problemas existen en todo el país, pero aquí en el condado de Chatham lo estamos haciendo bien. Somos una excepción a lo que sucede en el resto del país. ¿Correcto?

Tiene razón en que hoy están sucediendo muchas cosas buenas en Chatham. Tenemos buenas escuelas y buenos maestros, administradores y líderes políticos negros. Tenemos iglesias negras fuertes e iglesias blancas comprometidas. Tenemos el único recinto ferial de propiedad negra en Carolina del Norte. Estamos creando un parque en Pittsboro para honrar a un hombre negro libre que fue un éxito en su vida y un modelo para otros. Tenemos gente blanca en los negocios, en la política, en la aplicación de la ley y muchos ciudadanos comunes que creen y trabajan por un condado justo para todos nosotros. Estamos hablando seriamente sobre cuestiones de justicia penal, asuntos laborales y de negocios negros, cuestiones de igualdad en la salud y cuestiones de educación. Estas son solo algunas de las cosas buenas que están sucediendo.

Sin embargo, si hoy nos complace ver estas historias, ¿no podemos también hablar de las dificultades enfrentadas y superadas durante 100 años y más de negación de derechos básicos? ¿Ha leído el artículo de Jim Wiggins sobre la reconstrucción y los derechos de los negros después de la esclavitud en el condado de Chatham, que figura en la lista de informes de la Asociación histórica del condado de Chatham actualmente? Cito una línea de la conclusión del Sr. Wiggins: “La esclavitud desapareció, pero las restricciones al voto, la segregación y las leyes de Jim Crow restauraron y reforzaron la supremacía blanca”.

¿Pero no estamos básicamente bien ahora? ¿No vamos al menos en la dirección correcta?

Las cosas buenas son una base. Pero, ¿estamos decidiendo que no podríamos hacerlo mejor, tal vez mucho mejor?

Empecemos por la historia, que en el Sur siempre decimos que es muy importante. ¿Cuánto sabemos sobre la historia afroamericana del condado de Chatham? ¿Hablamos de los afroamericanos que vinieron con los colonos blancos y su papel en la construcción del condado? ¿Enseñamos a nuestros hijos sobre la segregación y Jim Crow?

¿Nos preguntamos por qué el condado una vez fue un tercio negro y hoy es un 13 por ciento negro? Si en el pasado hubiera habido mejores perspectivas, trabajos y carreras para los negros aquí, ¿sería mayor ese porcentaje? ¿Qué podríamos hacer para crear mejores trabajos aquí para que a nuestros hijos les gustaría quedarse aquí y criar a sus familias aquí?

¿Podemos explicar por qué tan pocas personas en el condado conocen los seis linchamientos que tuvieron lugar aquí? ¿Sabemos que el condado de Chatham ocupa el segundo lugar en Carolina del Norte junto con otros dos condados por el número de linchamientos? Contar la historia completa del condado, un esfuerzo respaldado por los comisionados del municipio de Pittsboro en febrero pasado, sería un excelente comienzo para comprender la situación actual.

Cuando informamos sobre el legado de esos linchamientos el año pasado, algunas personas respondieron diciendo que esos linchamientos tuvieron lugar hace muchos años. “Ya pasamos todo eso”, dijeron, “así que, ¿por qué no dejarlo en paz?”

La verdad dura, difícil y casi imposible de creer es que los linchamientos eran asesinatos para mandar mensajes (que fueron) llevados a cabo por turbas blancas cuyos miembros nunca fueron acusados, juzgados o condenados a pesar de que un gran número de personas de la comunidad blanca sabían quiénes eran. El mensaje para los afroamericanos era abandonar para siempre cualquier esperanza de que la ley los protegiera o les diera el derecho a votar o actuar como ciudadanos libres e iguales. El período de ese siglo dejó una larga sombra.

¿Cómo sería “decir la verdad sobre la raza” en nuestro condado?

En nuestra comunidad, se trata de conocer esta dura historia, incluidos los linchamientos y el período de Jim Crow y las consecuencias. No es pensar que cuando Jim Crow terminó todo estaba bien y la gente podría seguir con sus vidas.

¿Qué es aceptar la verdad?

Reconoce que se cometieron errores durante los 400 años desde que los africanos fueron esclavizados en América. Eso incluye aprender sobre la regla de Jim Crow y conmemorar las vidas de las víctimas del linchamiento.

¿Y entonces qué?

Se trata de acordar sobre lo que hará toda la comunidad para corregir los resultados de esos errores — los ciudadanos, los líderes y las instituciones.

¿Cómo se corrigen esos errores?

Involucra realizar cambios en nuestro sistema de justicia, nuestro sistema educativo, nuestra economía y nuestra política que aseguren la igualdad de justicia para todos nuestros ciudadanos. Ese proceso ya está en marcha a raíz de los llamamientos a la reforma desde finales de mayo de 2020.

No podemos ocultar la historia; sucedió, nos guste o no, pero podemos hacerlo mejor gracias a las lecciones aprendidas de los errores de la historia. Lo más importante es que nosotros — tanto la comunidad blanca como la negra — podemos hacer esos cambios juntos. Para citar a Maya Angelou, “La historia, a pesar de su dolor desgarrador, no puede dejar de vivirse, pero si se enfrenta con coraje, no es necesario volver a vivirla”.

La semana que viene, en la segunda parte, Pearson analiza la noción de verdad, la idea de justicia restaurativa, la necesidad de que la reconciliación sea una conversación comunitaria y más. Además, habrá pensamientos del ex-comisionado del condado de Chatham, el Dr. Carl E. Thompson Sr., el pastor principal del Word of Life Christian Outreach Center en Siler City.

¿QUIÉN ES BOB PEARSON?

Durante su larga carrera diplomática, W. Robert Pearson, de 77 años, fue un diplomático innovador, líder y gerente de crisis en asignaciones nacionales y extranjeras en los niveles más altos del gobierno de los Estados Unidos. Completó una carrera de 30 años en 2006 con el Departamento de Estado como Director General del Servicio Exterior, en cual cargo fue responsable del personal civil y del Servicio Exterior del Departamento de Estado en todo el mundo. Su iniciativa en 2004 para lograr amplias reformas en el Servicio Exterior de los Estados Unidos obtuvo los dos premios nacionales más altos posibles para la creatividad. Creó la primera organización civil de respuesta a crisis, reconstrucción y estabilización en el gobierno de los Estados Unidos y probó con éxito el programa a nivel nacional e internacional. Ha publicado numerosos artículos, blogs y artículos de opinión sobre diplomacia, política exterior, Turquía, ONG y desarrollo, y es un escritor y orador frecuente sobre estos temas.

Pearson ha vivido y trabajado en cinco estados diferentes y seis países fuera de los EE.UU., y sirvió bajo seis presidentes y 11 secretarios de estado. Su trabajo lo ha llevado a más de 50 países, pero la jubilación lo llevó al condado de Chatham; vive en Fearrington Village con su esposa durante 45 años, Maggie.

Nacido en Tennessee, Pearson remonta su linaje sureño a más de 300 años; dos bisabuelos estaban allí en Bennett Place en Durham el 26 de abril de 1865, parte de la última rendición de un importante ejército confederado en la Guerra Civil.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment

Subscribe to The Chatham Brew now to get the latest news from Chatham County straight to your inbox.

* indicates required
/ ( mm / dd )

Get your digital subscription today.

Access all content on our website, including our e-edition, at a discounted rate while also being environmentally friendly.

Get your 1-year digital subscriptions for only $39.
That's just 10¢ per day for the great coverage of your local news!

Subscribe now