La variante BA.2 del COVID aumenta los casos, pero las hospitalizaciones disminuyen en Chatham

Thanks for reading Chatham County’s leading news source! Making high quality community journalism isn’t free — please consider supporting our journalism by subscribing to the News + Record today.

Unlimited Digital Access begins at $4.67/month

Print + Digital begins at $6.58/month

Posted
Updated:

Un nuevo aumento de los casos de COVID-19 después de una disminución de dos meses puede ser más importante de lo que parece debido al aumento de las pruebas caseras, pero todo parece tranquilo en cuanto al número de casos del Condado de Chatham.

Aun así, los funcionarios de salud locales dicen que vale la pena prestar atención a las métricas.

En partes del noreste de EE.UU., así como en Alaska y Washington, D.C., la nueva variante llamada BA.2 está provocando una ola de casos. Esta variante, según los funcionarios de salud, es aproximadamente un 30% más contagiosa que la variante Omicron.

En comparación con olas anteriores, el aumento del número de casos observado hoy es relativamente bajo, y los niveles más altos de inmunidad por las vacunas o las infecciones anteriores podrían seguir manteniendo las cifras más bajas que las oleadas anteriores.

Por ahora, el "nivel comunitario" de Chatham es bajo —junto con la mayor parte del estado— según las métricas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Sólo los condados de Beaufort, Macon, Orange, Wayne y Yancey están en el nivel "medio" en toda Carolina del Norte, y ninguno está en el nivel "alto".

Aunque los recuentos de casos de Chatham han aumentado en la última semana (hasta un total de 66, un 78% más en la última semana), otros indicadores, especialmente las hospitalizaciones, han descendido, según Mike Zelek, director del Departamento de Salud Pública del Condado de Chatham.

"Nuestras cifras de COVID siguen siendo mucho mejores que las de enero, cuando nos enfrentamos a lo peor de Omicron", dijo, refiriéndose a un periodo en el que los recuentos de nuevos casos superaron ampliamente los 200 al día.

Sin embargo, dado que la variante BA.2 constituye ahora la mayor parte de los nuevos casos en Carolina del Norte, Zelek anticipa un nuevo aumento.

La recomendación actual para los condados, como Chatham, en el nivel "bajo": "Manténgase al día con las vacunas COVID-19. Hágase la prueba si tiene síntomas. Use una mascarilla si tiene síntomas, recibe una prueba positiva, o ha estado expuesto a alguien con COVID-19. Utilice una mascarilla en el transporte público. Puede elegir llevar una mascarilla en cualquier momento como precaución adicional para protegerse a sí mismo y a los demás".

Los CDC han cambiado su umbral de niveles "altos" de COVID-19 a 200 casos por cada 100,000 en lugar de 100. Esto, según Zelek, junto con una mayor atención a las hospitalizaciones, representa un cambio de enfoque de la prevención de las infecciones a la prevención de las enfermedades graves y la protección del sistema sanitario, que está sometido a una gran presión.

Zelek señala algunos factores para ese cambio:

- El acceso generalizado a vacunas seguras y eficaces, incluidas las de refuerzo. "Todas las personas a partir de los 5 años de edad son elegibles", dijo. "Por eso, la recomendación anterior empieza con las vacunas, que siguen siendo nuestra mejor herramienta. Incluso si te infectas después de ponerte la vacuna, el riesgo de enfermedad grave es menor".

- el hecho de que una parte importante de la población se infectó con Omicron, que proporciona una protección adicional. "Omicron también causó, por término medio, una enfermedad menos grave que las variantes anteriores, lo que puso de relieve la importancia de tener en cuenta las métricas hospitalarias junto con los datos de los casos", dijo Zelek. "La subvariante BA.2 de Omicron parece parecerse a Omicron en términos de gravedad".

- La realidad es que el COVID-19 probablemente permanecerá con nosotros a largo plazo, lo que crea la necesidad de abordarlo de forma sostenible. "Centrarse en la prevención de la enfermedad grave y la muerte es la clave de esto", dijo. "Si una variante futura provoca una enfermedad más grave, tendremos que adaptarnos, por lo que también observaremos lo que ocurre en todo el mundo para prepararnos y compartir las mejores orientaciones".

Al mismo tiempo que observa las métricas, Zelek dice que no pierde de vista otras tres medidas: la vigilancia de las aguas residuales, las tasas de positividad y las tasas de vacunación.

"Teniendo en cuenta el aumento del uso de pruebas rápidas en casa, que afecta al número de casos que se notifican y, por tanto, a las tasas de casos, la vigilancia de las aguas residuales y las tasas de positividad nos da mucha información", dijo.

Chatham no tiene ningún centro de vigilancia de aguas residuales, pero hay centros en los condados cercanos que se pueden encontrar en el tablero COVID del estado.

Mientras que la ola se manifiesta en algunas partes del país, los expertos siguen diciendo que los estados con bajas tasas de vacunación probablemente se enfrentarán a más infecciones y casos graves que acabarán en el hospital.

Las cifras de vacunación de Chatham se mantienen prácticamente sin cambios este año: el 63% (el 84% en Carolina del Norte) está parcialmente vacunado y el 59% totalmente (el 64% en el estado). Al menos uno de cada cuatro residentes se ha infectado y 109 residentes han muerto.

Comments

No comments on this item Please log in to comment by clicking here