Sigue la distribución de vacunas, pero ‘todavía no estamos fuera del peligro’

Thanks for reading Chatham County’s leading news source! Please consider supporting community journalism by subscribing to the News + Record – you can do so by clicking here.

Posted

Chatham se sitúa mejor que la mayoría de los 100 condados de Carolina del Norte en sofocar la propagación del coronavirus.

Pero los datos pueden ser engañosos, dicen los líderes del departamento de salud del condado, y la dispensación de la vacuna contra el COVID-19 no redirigirá inmediatamente la trayectoria cada vez peor de la pandemia.

En una conferencia de prensa la semana pasada, el gobernador Roy Cooper anunció que unos “96 condados ahora están marcados como rojos o anaranjados, lo que significa una propagación del virus crítica o sustancial”. Chatham, sin embargo, se encuentra entre los cuatro marcardos en amarillo — lo que indica una propagación “significativa”, el nivel más bajo. Hasta el martes, Chatham tenía la tasa de casos más baja del estado: 434 casos por cada 100,000 personas en los últimos 14 días.

El relativo éxito de Chatham en la prevención de la propagación de la enfermedad es alentador. Pero las cifras pueden ser engañosas y se desconocen las razones.

“No no seguimos los números de quiénes se cubren la cara y quiénes practican el distanciamiento social”, dijo el especialista en comunicaciones del Departamento de Salud del Condado de Chatham, Zachary Horner, “pero es importante saber que el mapa del (Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte) sólo captura una cantidad limitada”.

Mientras los datos de Chatham siguen siendo mejores que en otras partes del estado, todavía van en la dirección equivocada.

“La gente todavía se está enfermando en el condado de Chatham”, dijo Horner, “y seguimos viendo hospitalizaciones y muertes”.

Hasta ahora, 67 personas han muerto en Chatham por el COVID-19 y se han registrado más de 3,100 casos.

“No estamos fuera de peligro — ni por asomo”, dijo Horner. “No podemos bajar la guardia. Entonces, aunque apreciamos los esfuerzos de los residentes del condado para frenar la propagación, la realidad actual es que la pandemia está empeorando en el condado de Chatham”.

También en todo el estado, el número de casos está aumentando con una trayectoria sorprendente. Hace dos meses, los funcionarios de salud estatales expresaron su alarma cuando el número de casos excedió por primera vez los 3,000 por día durante varios días consecutivos. El sábado, el récord diario de casos fue 11,581 después de dos días de más de 10,000 casos.

“Hemos visto algunas de nuestras cuentas de casos más altas, porcentaje de positivos, hospitalizaciones y números de uso de camas de la UCI en los últimos días …”, dijo Cooper en su conferencia de prensa, antes de que los récords diarios se rompieran dos veces más durante el fin de semana. “No importa dónde viva, trabaje, ore o juegue, el COVID-19 sigue siendo una amenaza mortal”.

Pero, enfatizó Cooper, hay esperanzas de que la pandemia termine eventualmente — la distribución de la vacuna contra el COVID-19 está en marcha, aunque más lenta de la anticipada.

“Sacar la vacuna rápidamente es la prioridad más urgente en este momento”, dijo, “y usaremos todo y todos los necesarios para hacer el trabajo”.

En Chatham, casi 1,600 han recibido la vacuna contra el COVID-19 hasta ahora. Desde que llegan las primeras vacunas, el departamento condal de salud ha facilitado la distribución de vacunas a los miembros de la Fase 1a en la guía de priorización del estado: trabajadores médicos de primera línea que atienden y trabajan directamente con pacientes del COVID-19 y aquellos que apoyan la distribución de vacunas, así como los residentes y el personal de centros de cuidados a largo plazo.

Pero esta semana, el departamento condal de salud y el Chatham Hospital comenzaron a administrar vacunas a la gente de la Fase 1b, grupo 1.

“Estamos compilando una lista de personas en la Fase 1b, grupo 1”, dijo el Director de Salud Pública del Condado de Chatham, Mike Zelek, en un comunicado de prensa, “adultos de 75 años o más que quieren la vacuna”.

Pero la distribución es lenta.

“Este proceso tardará varias semanas en llegar a todos los interesados ​​debido a los recursos limitados”, dijo Zelek, y agregó que “mientras la noticia de la vacuna es emocionante, todavía estamos muy lejos de que la vacuna llegue a todos los que la quieran”.

Siempre se esperó que el suministro de vacunas del condado se dispensara lentamente, pero los lanzamientos rocosos han superado las expectativas. Carolina del Norte ocupa un lugar especialmente bajo en la administración de vacunas, con alrededor de 211,000 dosis totales administradas hasta el martes, según los Centros para el Control de Enfermedades — muy por debajo de las casi 500,000 previstas originalmente para este momento. Aproximadamente el 2% de los residentes del estado han recibido al menos una dosis de la vacuna, que requiere dos dosis con tres semanas de diferencia para obtener la máxima potencia.

“Sabíamos desde el principio del proceso que los recursos iban a ser limitados”, dijo Horner,
por eso queremos enfatizar tener paciencia y esperar su turno”.

Después de que los trabajadores de primera línea, los residentes de centros de cuidados a largo plazo y los adultos de 75 años o más hayan sido vacunados, los funcionarios del condado abrirán la distribución a los trabajadores médicos en general, seguidos por “adultos con alto riesgo de exposición y con mayor riesgo de enfermedad grave” (subdividido en cuatro grupos), luego estudiantes y finalmente “todos los que quieran una vacuna segura y efectiva contra el COVID-19”, según el sitio web del condado.

Pero la vacuna sólo funcionará si una proporción significativa de la población la recibe.

“Estamos preocupados por los informes y algunas personas se han negado a recibir la vacuna cuando es su turno”, dijo Cooper la semana pasada. “Sin embargo, a medida que más personas se vacunen sin ningún problema de seguridad serio, creemos que muchos de los que dudan ganarán confianza en que la vacuna contra el COVID-19 es segura y eficaz”.

Para calmar aún más la ansiedad pública, la Dra. Mandy Cohen, secretaria del NCDHHS, imploró a los habitantes de Carolina del Norte que examinaran la ciencia detrás de las vacunas antes de sacar conclusiones apresuradas sobre su seguridad.

“Es necesario entender que estas vacunas se basan en años de trabajo para desarrollar vacunas para virus similares”, dijo tras el discurso de Cooper. “Como todas las vacunas, se sometieron a rigurosas pruebas de seguridad y eficacia. Más de 70,000 personas se ofrecieron como voluntarias en ensayos clínicos para las dos vacunas para asegurarse de que fueran seguras y de que funcionaran para prevenir el COVID-19 y, hasta la fecha, estas vacunas tienen un 95% de efectividad en la prevención del COVID-19 — no se puede contraer el COVID-19 de la vacuna”.

Mientras la distribución de la vacuna continúa en Chatham, el riesgo de contracción sigue siendo alto. Las medidas sanitarias básicas son fundamentales para garantizar que la propagación de COVID-19 no se siga acelerando.

“La Dra. Cohen enfatizó, y nos hacemos eco, las siguientes acciones que las personas pueden tomar para frenar la propagación del COVID-19, que está en su punto más alto”, dijo Zelek, “use una mascarilla y mantenga la distancia física de los demás; no vaya a lugares públicos cerrados donde no se usan mascarillas y no se practica el distanciamiento social; quédese en casa tanto como sea posible y evite las reuniones con personas con las que no vive”.

También advirtió que las cifras pueden parecer mejorar en los próximos meses a medida que los recursos se dirijan al esfuerzo de la vacuna, pero es posible que no indiquen una mejora en la situación.

“Con los esfuerzos de vacunación aumentando, nuestra capacidad para llevar a cabo otros esfuerzos de respuesta como investigaciones de casos y rastreo de contactos es muy limitada”, dijo. “Seguiremos la guía estatal para transferir recursos de estas actividades a los esfuerzos de vacunación. Esto hace que sea mucho más importante para todos seguir estos pasos para frenar la propagación del COVID-19, que está aumentando en Carolina del Norte”.

Para programar una cita con UNC Health para recibir una vacuna, visite https://vaccine.unchealthcare.org/get-vaccinated/ o llame al 984-215-5485. Si es miembro de la Fase 1b, grupo 1, también puede registrarse en el condado para recibir la vacuna en www.chathamnc.org/vaccinetool.

Traducido por Victoria Johnson y Patsy Montesinos

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment

Subscribe to The Chatham Brew now to get the latest news from Chatham County straight to your inbox.

* indicates required
/ ( mm / dd )

Get your digital subscription today.

Access all content on our website, including our e-edition, at a discounted rate while also being environmentally friendly.

Get your 1-year digital subscriptions for only $39.
That's just 10¢ per day for the great coverage of your local news!

Subscribe now