El distrito escolar de Chatham prolonga el enmascaramiento universal durante la ola de ómicron

El distrito también actualiza sus políticas de cuarentena para ajustarse a las directrices reducidas del estado

Thanks for reading Chatham County’s leading news source! Making high quality community journalism isn’t free — please consider supporting our journalism by subscribing to the News + Record today.

Unlimited Digital Access begins at $4.67/month

Print + Digital begins at $6.58/month

Posted

PITTSBORO — Debido a un mayor recuento de casos de COVID-19, la Junta de Educación del Condado de Chatham votó 3-1 para extender el enmascaramiento universal en todos los campus de CCS durante su retiro de mitad de año el martes.

El miembro de la junta David Hamm volvió a oponerse a la moción y presentó otra moción para eliminar el requisito de enmascaramiento entre los equipos deportivos. Nadie secundó la moción.

"La única cosa consistente que tenemos aquí es la inconsistencia", dijo Hamm de las directrices de mitigación de COVID. "Es muy frustrante".

Hamm cuestionó por qué el distrito seguía exigiendo el enmascaramiento cuando los niños tienden a tener síntomas más leves de COVID, y cuando la guía de enmascaramiento más actualizada recomienda mascarillas N95 o KN95. Las miembros de la junta Del Turner y Jane Allen Wilson dijeron que el enmascaramiento protege a otros que son más vulnerables durante los tiempos de mayor propagación comunitaria. 

El Superintendente Asistente de Operaciones Chris Blice dijo que según el Departamento de Salud Pública del Condado de Chatham, las mascarillas desechables de tres capas que el distrito usa todavía ayudan a mitigar la propagación, incluso si las mascarillas N95 y KN95 ofrecen la mejor protección.

La miembro de la junta Melissa Hlavac estuvo ausente en esa parte del retiro el martes.

Blice presentó datos a la junta que destacaban el aumento de las tendencias de COVID desde la reunión de diciembre de la junta.

Hubo 25,445 nuevos casos de COVID-19 en todo el estado el miércoles, según los datos del estado, después de múltiples días de cifras récord en enero. En Chatham, ha habido 775 nuevos casos en la última semana.

Desde septiembre, la junta ha votado sobre su política de enmascaramiento cada mes, de acuerdo con la ley estatal. Los administradores del distrito y los funcionarios de salud locales han seguido durante mucho tiempo las orientaciones de salud pública que recomienda que los mandatos de mascarillas permanezcan en su lugar hasta que las tasas de transmisión del condado caigan por debajo de los niveles sugeridos por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. 

Las tres escuelas chárter del condado también mantienen políticas de enmascaramiento universal en interiores.

Según los CDC y el departamento de salud del estado, las escuelas deben continuar exigiendo el enmascaramiento universal en los condados donde hay mayores niveles de transmisión comunitaria.

“He dicho desde el principio que esta no es una situación perfecta”, dijo el Superintendente Anthony Jackson a la junta en su reunión del 13 de diciembre. “Nuestro trabajo principal es la enseñanza y el aprendizaje, por lo que la única cosa que prometimos al comienzo del año escolar fue proporcionar una rutina regular. Nos esforzamos por hacer eso.

“Si por mí fuera, se acabaría esta noche”, dijo Jackson sobre el mandato de mascarillas en aquel momento. “No me salgo con la mía. Así que, Sr. Presidente, es nuestra recomendación que, de acuerdo con la ley estatal, pedimos a la junta que continúe el enmascaramiento universal hasta nuestra próxima reunión, donde podría ser capaz de ajustar su posición”.

Jackson señaló por primera vez la posibilidad de avanzar hacia el enmascaramiento opcional en noviembre durante una reunión de la junta, pero al mes siguiente, la propagación comunitaria de Chatham había aumentado de considerable a alta propagación.

En la reunión de diciembre, Chatham tenía 128 casos por cada 100,000 personas y una tasa de positividad del 6.37%, según los datos de los CDC, lo que la situaba en el nivel más alto de transmisión comunitaria.

Ahora, esas cifras han subido a 1,040.69 casos por cada 100,000 personas y una tasa de positividad del 22.1%, a partir del miércoles, con 12 nuevas hospitalizaciones en la última semana.

La administración del CCS lleva mucho tiempo citando el enmascaramiento como la herramienta más importante para mantener a los estudiantes en las aulas porque mitiga la transmisión de casos dentro de los edificios escolares. Ha habido 631 casos entre los estudiantes y el personal desde el primer día de clases, y sólo dos clústeres, según el tablero COVID del distrito el miércoles.

La tasa de casos positivos del distrito ha permanecido muy por debajo del 1% durante todo el año escolar, lo que ha sido sistemáticamente debajo de la tasa de transmisión en Chatham en su conjunto, salvo la primera semana de regreso a la escuela después de las vacaciones de invierno —del 1 al 9 de enero— en la que hubo 174 casos activos, o el 1.7% de la población del distrito.

Hasta el martes, había 83 casos activos entre los estudiantes y el personal.

Relajación de las reglas de cuarentena

La semana pasada, los funcionarios de salud del estado redujeron el tiempo de cuarentena requerido de los estudiantes por COVID-19, proporcionando flexibilidad adicional a los distritos escolares que requieren mascarillas, como CCS. En esos distritos, los estudiantes no vacunados y parcialmente vacunados que han estado expuestos al COVID-19 pueden permanecer en la escuela con tal de que no den positivo en las pruebas.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte acortó los tiempos de cuarentena recomendados para que coincidan con los recomendados por los CDC a finales de diciembre. La Junta de Educación del estado aprobó el período de cuarentena más corto el 6 de enero.

Los funcionarios del distrito han citado previamente el K-12 StrongSchoolsNC Public Health Toolkit del estado como su principal orientación. La Directora Ejecutiva de Servicios Estudiantiles Tracy Fowler dijo que el distrito actualiza automáticamente su protocolo para que coincida con el kit de herramientas de salud del estado.

Las nuevas políticas del estado se producen después de que muchos padres y administradores escolares han planteado dudas por el número de días de clase perdidos por los estudiantes que no dan positivo en la prueba de COVID-19 al final.

El periodo de cuarentena solía requerir hasta 14 días de ausencia de la escuela. Desde el comienzo de este año escolar, las personas expuestas a alguien que posteriormente da positivo por COVID-19 no están obligadas a quedarse en cuarentena si ambas personas llevaban mascarillas.

La superintendente asistente de servicios académicos y apoyo educativo del CCS, Amanda Moran, dijo en diciembre que los requisitos de cuarentena eran la causa de gran parte del aumento de las ausencias en el distrito, incluso con la flexibilización de las políticas en cuanto a las mascarillas.

A principios de diciembre, por ejemplo, entre 80 y 100 estudiantes de Siler City se ausentaron en una sola semana.

"Cuando se analizaron todas esas (ausencias), había sólo un puñado de niños que estaban fuera por razones distintas de cuarentena", dijo en ese momento, y agregó que el distrito vio las tasas de asistencia más bajas en sus escuelas de mayor pobreza.

Los trabajadores sociales del CCS atribuyeron esas tendencias en parte a las barreras que conlleva la obtención de un resultado negativo en la prueba COVID-19 —transporte, coste o búsqueda de una cita—, que permiten a los estudiantes volver a la escuela antes de que se complete un periodo de cuarentena de 10 días.

Desde noviembre, todas las escuelas del distrito han ofrecido pruebas semanales gratuitas a los estudiantes y al personal a través de Mako Medical, un proveedor médico basado en Raleigh.

Comments

No comments on this item Please log in to comment by clicking here