El gobierno estatal recomienda el uso de mascarillas en las escuelas K-8

Thanks for reading Chatham County’s leading news source! Making high quality community journalism isn’t free — please consider supporting our journalism by subscribing to the News + Record today.

Unlimited Digital Access begins at $4.67/month

Print + Digital begins at $6.58/month

Posted
Updated:

Los distritos escolares deberán exigir que todos los estudiantes y el personal de las escuelas primarias y secundarias lleven mascarillas en interiores independiente de su estatus de vacunación, anunció el gobernador Roy Cooper el miércoles pasado.

Sin embargo, la orden ejecutiva actual de Cooper expira a finales de este mes, así que el uso de mascarillas en las escuelas ya no será obligatorio. Además de un mandato de mascarillas en las escuelas, esa orden exige que se lleven mascarillas en entornos como la atención médica, el transporte público y las prisiones.

“Aunque ya no tendremos un mandato de mascarilla en todo el estado, esperamos que las personas sean inteligentes, sigan las pautas de salud pública y hagan lo que funciona”, dijo Cooper el miércoles en Twitter. “Hoy, publicamos protocolos sólidos para las escuelas que planean para el próximo año. Los distritos escolares locales deben continuar protegiendo a los estudiantes y al personal requiriendo mascarillas y pruebas como se describe en la (guía del NCDHHS)”.

Esa actualización se produjo mientras los casos de COVID-19 en todo el estado aumentaron en casi un 60% esa semana, algo que los funcionarios atribuyen en mayor parte a la variante Delta. El número de casos también ha aumentado en Chatham.

Se levantó el mandato de mascarillas en mayo por todo el estado después de que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) cambiaron su guía, salvo en algunos entornos específicos, incluidas las escuelas. El mes pasado, los CDC actualizaron nuevamente su guía, diciendo que las mascarillas deberían ser opcionales para los estudiantes y el personal completamente vacunados. Unos días después, Cooper dijo que esperaba publicar recomendaciones actualizadas pronto.

Menos de una semana después del anuncio de Cooper, los CDC revocaron su orientación y recomendaron el martes que las personas vacunadas contra el coronavirus vuelvan a llevar mascarillas en lugares cerrados en partes del país con transmisión “alta”. También recomendaron que todos en las escuelas K-12 usen una mascarilla, independientemente del estado de vacunación. 

No está claro si tal recomendación volvería a cambiar la orientación del estado para las escuelas y las empresas.

En su guía escolar actualizada, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte (NCDHHS por sus siglas en inglés) dijo el miércoles que todas las escuelas K-8 “deben hacer que el uso de mascarillas sea un requisito universal”, dado que los estudiantes en esas escuelas no son elegibles para ser vacunados. Actualmente, solo la vacuna Pfizer está disponible para personas mayores de 12 años. Solo las personas mayores de 18 años se pueden poner las vacunas Moderna y Johnson & Johnson.

Esa guía también dice que todas las escuelas deben exigir que los pasajeros y el personal usen mascarillas en los autobuses y otros transportes escolares grupales.

Cooper dijo que los líderes escolares locales son responsables de exigir e implementar los protocolos recomendados en coordinación con sus departamentos de salud locales. La guía entra en vigencia el 30 de julio.

‘Hacerlo de manera segura’

El liderazgo de las escuelas públicas y privadas de Chatham ha seguido estrechamente las recomendaciones estatales y locales en cuanto al protocolo COVID-19.

Dentro de las Escuelas del Condado de Chatham, la Junta de Educación consultaba de forma rutinaria la orientación local y estatal para tomar decisiones sobre cómo regresar al aprendizaje presencial. Aunque la junta no requerirá un mandato de mascarillas en las escuelas, si deciden no seguir las recomendaciones actuales, marcaría una gran desviación de las decisiones anteriores.

Mientras la junta no ha anunciado oficialmente los planes para el próximo otoño, los funcionarios locales han señalado durante mucho tiempo la esperanza de volver a cinco días de aprendizaje presencial “normal” el próximo año. La programación de verano de este año, que concluye el jueves, se ofreció completamente en persona.

Para muchos estudiantes y maestros, el aprendizaje remoto estuvo lleno de desafíos. Por eso, muchos le dieron la bienvenida al regreso a cualquier forma de aprendizaje presencial. Aún así, a algunas personas les preocupa que las nuevas orientaciones dejen demasiada libertad de acción para las instituciones locales. 

Estas preocupaciones surgen mientras la variante Delta se propaga y la investigación emergente sugiere que las vacunas podrían no ser tan efectivas para las personas inmunodeprimidas. Además, algunos se preguntan cómo se harán cumplir los requisitos de las mascarillas para las personas no vacunadas.

El mes pasado, los legisladores estatales introdujeron una ley que permitiría a las escuelas K-12 hacer que las mascarillas sean opcionales. La Cámara estatal aprobó esa “Ley para liberar las sonrisas”, pero el Senado la rechazó. No está claro si los legisladores continuarán trabajando hacia una propuesta de compromiso que sigue las pautas actualizadas del estado.

Al menos tres distritos escolares de Carolina del Norte — incluidos los de Harnett, Rowan-Salisbury y Union — desafiaron el mandato de mascarilla de Cooper para las escuelas antes de que fuera eliminado, informó T. Keung Hui del Raleigh News & Observer en un hilo de Twitter la semana pasada.

“‘Hoy se trata de mascarillas y vacunas. ¿Qué pasa mañana?”, tuiteó Hui, citando al miembro de la junta de Rowan-Salisbury, Travis Allen, sobre la opción de hacer que las mascarillas sean opcionales. “‘Si pueden hacer que su hijo use una mascarilla en la escuela, o que un maestro use una mascarilla, y dicta que no pueden tener una educación pública a menos que lo haga, creo que pueden intentar cualquier cosa”.

En Chatham, la junta no discutió explícitamente el protocolo COVID-19 el próximo otoño, pero aprobó una moción que levanta la suspensión de excursiones, actividades extraescolares, alquiler de instalaciones y acceso a la escuela para visitantes y voluntarios. Esas suspensiones se implementaron en la primavera de 2020 en respuesta al COVID-19.

La reunión además comenzó con los comentarios públicos de algunos padres pidiendo a la junta escolar que haga opcional el uso de mascarillas para los estudiantes el próximo otoño. 

Ahora mismo, todavía se requiere el uso universal de mascarillas en las escuelas. El gobernador Cooper dijo la semana pasada que pronto esperaba emitir una recomendación actualizada que seguía los consejos de los CDC. Esa agencia ha dicho que las mascarillas deberían ser opcionales para las personas completamente vacunadas.

El lunes, la Academia Estadounidense de Pediatría se unió a los CDC para pedir que el aprendizaje presencial se reinicie por completo, pero se apartó de la institución al decir que el enmascaramiento universal debería ser parte de un “plan en capas para hacer que la escuela sea segura para todos los estudiantes, maestros y personal”. 

“Nuestros niños necesitan ser desenmascarados, OK. Si no desenmascara a nuestros niños, deberá conseguir algo de dinero para ayudarlos en el futuro por el estrés social, emocional y mental que van a sufrir en el futuro”, dijo una oradora, Edie Jacomet, “porque sí lo sufrirán, marquen mis palabras, así que solo les pido, por favor, desenmascaren a nuestros hijos”.

Mientras los datos de COVID-19 sugieren que los niños pequeños tienen menos probabilidades de contraer COVID-19 o de propagarlo, los epidemiólogos han citado durante mucho tiempo el uso de mascarillas como una protección esencial contra la propagación del virus entre personas no vacunadas. Los datos también sugieren que la variante Delta es más contagiosa que otras cepas.

Cooper se hizo eco de la importancia de usar mascarillas el miércoles pasado, y afirmó que las mascarillas y las vacunas ayudarían a mantener a los estudiantes en las escuelas.

“El trabajo más importante que hará nuestro estado el próximo mes es lograr que todos nuestros niños en edad escolar regresen a las aulas de manera segura para el aprendizaje presencial. Esa es la mejor manera de que aprendan, y queremos que sus días escolares sean lo más normales posible después de un año de interrupciones”, dijo Cooper. “Es fundamental que nuestros niños regresen al aula para recibir instrucción presencial a tiempo completo. Y esta guía de salud ayudará a las escuelas a hacerlo de manera segura”.

Traducido por Victoria Johnson y Patsy Monetinos.

Comments

No comments on this item Please log in to comment by clicking here