El gobierno de Chatham requiere que sus empleados lleven mascarillas

Thanks for reading Chatham County’s leading news source! Making high quality community journalism isn’t free — please consider supporting our journalism by subscribing to the News + Record today.

Unlimited Digital Access: $3.99/month

Print + Digital: $5.99/month

Posted
Updated:

Cuando los empleados del gobierno de Chatham regresaron a trabajar esta semana, lo hicieron bajo nuevas pautas de enmascaramiento para el personal. A partir del lunes, tanto los empleados vacunados como los no vacunados debían usar mascarillas dentro de las instalaciones del condado.

Hasta ahora, los visitantes de las oficinas del condado no están obligados a enmascararse. Pero ahora que los casos de COVID-19 en todo el país aumentó un 44% en la última semana, el director del Departamento de Salud Pública del condado de Chatham recomienda que las usen todos “cuando se encuentran en un entorno en el que no se puede distanciar físicamente, y no todos están vacunados”.

Mientras tanto, el administrador del Condado de Chatham, Dan LaMontagne, le dijo al News + Record que él y los funcionarios del condado están mirando a la oficina del gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, mientras consideran nuevos mandatos en Chatham.

“Continuaremos evaluando la necesidad de pasos futuros consistentes con lo que el Gobernador requiere de las agencias de su gabinete, como exigir que se declare el estado de vacunación y que  los empleados no vacunados tomen pruebas semanales obligatorias”, dijo LaMontagne. “En cuanto a otros mandatos, hemos seguido constantemente la guía del Gobernador durante toda la pandemia. Anticipo que continuaríamos con esa práctica durante este desafortunado resurgimiento debido a la variante Delta”.

El cambio hacia las mascarillas en las instalaciones del condado se produce después de lo que se describe ampliamente como un “latigazo pandémico”: frustración y escepticismo renovados después de que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades cambiaron de opinión sobre el uso de mascarillas para personas completamente vacunadas.

Mientras surge la variante Delta altamente contagiosa y surge nueva evidencia científica, un “revoltijo vertiginoso de noticias y anuncios divergentes”, como lo describió el New York Times, ha creado una nueva confusión para los vacunados, así como la creciente ira entre algunos por la obstinada negativa de los no vacunados para ponerse la vacuna.

Mike Zelek, director del Departamento de Salud Pública del Condado de Chatham, dijo que está de acuerdo en que “el mensaje podría haber sido más claro” de los CDC.

“Al mismo tiempo, tuvimos que ajustarnos durante la pandemia a medida que las circunstancias cambiaban y surgían nuevos datos, y ahora no es diferente”, dijo al News + Record. “Vimos que las tasas de casos disminuyeron de manera constante hasta junio mientras que aumentaron las tasas de vacunación. Sin embargo, con la llegada de la variante Delta, vemos que esas tendencias se invierten. Debemos mirar la situación actual y los datos actuales para articular una guía actual”.

Como la mayoría de los condados vecinos, los altos niveles de transmisión local colocan a Chatham en el nivel “significativo” de propagación viral en Carolina del Norte, por debajo del nivel más alto (“crítico”) y el siguiente más alto (“considerable”). 

La incidencia de casos durante 14 días en Chatham por cada 100,000 personas es ahora de 80.6, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte. Hace solo un mes, ese número estaba por debajo de 10. Ahora, el 6.3% de las pruebas de coronavirus están dando positivo, una de las más altas tasas observadas en Chatham desde el inicio de la pandemia.

El condado de Lee es el condado más cercano en el nivel “considerable”, con una incidencia de 110.1 por 100,000 habitantes en 14 días. Los impactos hospitalarios en los condados de Chatham y Lee se consideran “leves”.

“Ahora estamos viendo altos niveles de transmisión en Chatham, como en la mayor parte del estado y el país”, dijo Zelek. “Unos estudios recientes sobre la transmisibilidad de la variante Delta han demostrado que incluso las personas completamente vacunadas que se enferman pueden transmitir el virus COVID-19 a otras personas. Entonces, lo responsable es actualizar la guía, lo que en este caso significa que todas las personas que usen mascarillas en el interior de lugares públicos, además de vacunarse”.

Los CDC también invirtió su guía sobre el enmascaramiento en las escuelas, diciendo que todas las escuelas deberían exigir enmascaramiento universal para estudiantes y maestros, independientemente del estatus de vacunación. Tras este anuncio, el gobernador Cooper anunció que la guía estatal para las escuelas se actualizó para reflejar eso. Anteriormente, el gobierno estatal dijo que las escuelas K-8 deberían requerir enmascaramiento para todos los estudiantes y maestros, junto con las personas no vacunadas en las preparatorias.

El lunes, la Junta de Educación de las Escuelas del Condado de Chatham convocó una reunión especial para el jueves, para discutir asuntos de personal y “considerar asuntos relacionados con las actualizaciones recientes hechas al Conjunto de Herramientas de Salud Pública StrongSchoolsNC”. Esa reunión tendrá lugar al mediodía.

Los casos nuevos en Carolina del Norte aumentaron casi 10 veces más que hace un mes. En ese mismo período de tiempo, Chatham ha experimentado un aumento similar: de cero, uno o dos nuevos casos reportados durante la primera semana de julio a 12 nuevos casos reportados el domingo. 

El 51% de los residentes de Chatham han recibido al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus. El 48% está completamente vacunado. Chatham probablemente registrará su caso número 5,000 de COVID-19 esta semana, y 89 muertes de residentes se han relacionado con el virus.

El Dr. Andy Hannapel, director médico del Chatham Hospital, reiteró que los no vacunados corren el mayor riesgo. También enfatizó el uso de mascarillas “para todos cuando se encuentran en un entorno en el que no se puede distanciar físicamente, y no todos están vacunados”.

Zelek dijo que aquellos que no están completamente vacunados deben usar mascarillas “cuando estén cerca de otras personas en el interior”, y que los que están completamente vacunados deben considerar los riesgos de desenmascararse. Cuanto más tiempo pase con personas en espacios pequeños con poca ventilación aumenta significativamente el riesgo para los vacunados — especialmente cuando los no vacunados también están allí.

El motivo: la variante Delta.

“Delta cambia las reglas del juego”, dijo Hannapel, citando las estadísticas que muestran que la variante está detrás de “más del 80% de todos los casos nuevos” en los Estados Unidos.

“Es un 50% más transmisible que la variante Alpha, que era un 50% más transmisible que la cepa original de COVID-19”, dijo. “Actualmente, el 99.5% de las muertes en los EE. UU. por COVID-19 ocurren en personas no vacunadas".

Eso coloca riesgos indebidos entre quienes no han sido vacunados, dijo, quienes, a su vez, amenazan a los vacunados.

“Los no vacunados corren mayor riesgo”, dijo Hannapel. “Aunque sabemos que los vacunados están protegidos de las enfermedades más graves, las hospitalizaciones y la muerte, no sabemos en qué medida los vacunados, cuando se exponen al COVID-19 — específicamente la variante Delta — se infectan y propaguen el virus en un estado asintomático”.

Entonces, como mínimo, dijo, es “hora de enmascararse cuando está adentro en grupos y no puedes mantener la distancia física”.

“Carecemos de la certeza de ser más exactos en este momento acerca de cuándo son los momentos verdaderamente seguros para estar sin mascarilla en grupos de cualquier tamaño en los que no se conoce su círculo de contactos y exposición”, dijo Hannpael. “En Carolina del Norte, no estamos ni cerca de un punto en las tasas de vacunación para recomendar algo menos. Lleve su mascarilla— y póngase la vacuna”.

Traducido por Victoria Johnson y Patsy Montesinos.

Comments

No comments on this item Please log in to comment by clicking here