Distrito escolar de Chatham lanza su primer campamento de español

Thanks for reading Chatham County’s leading news source! Making high quality community journalism isn’t free — please consider supporting our journalism by subscribing to the News + Record today.

Unlimited Digital Access: $3.99/month

Print + Digital: $5.99/month

Posted

SILER CITY — Dentro de la Siler City Elementary School el miércoles pasado, la maestra Shirley Rojas roció varias gotas de tinte púrpura en uno de los ocho platos del slime casi terminado. A su alrededor, unos alumnos de 1º y 2º grado esperaban ansiosamente su turno.

“It’s purple!” un estudiante gritó de alegría.

La escena no era de un campamento de verano de ciencia, como podría pensar. Fue del primer campamento de español de las Escuelas del Condado de Chatham.

“En español”, les recordó Rojas.

"¡Morado!" los niños respondieron con entusiasmo.

Tras más de un año de español en línea, CCS organizó ese campamento la semana pasada en Siler City Elementary y North Chatham Elementary para ayudar a los estudiantes participantes a desarrollar confianza, adquirir más vocabulario y recuperar algo de tiempo del aprendizaje  perdido.

El campamento de cuatro días, llamado “Aventuras de verano”, se llevó a cabo del 2 al 5 de agosto. Solo pudieron acudir los estudiantes del kínder a 8º en la carrera bilingüe de SCE, North Chatham, Chatham Middle School y Margaret B. Pollard. Cerca de 170 estudiantes se apuntaron para el campamento, aunque no todos asistieron.

Aunque los organizadores crearon el campamento para darles a los estudiantes práctica adicional en español, no se diseñó como un campamento de entrenamiento en español duro. Se diseñó para ser divertido. Mientras los maestros enseñaban español de manera estándar, como leer historias o escribir reflexiones personales, también se fueron creativos.

Dependiendo de su nivel de grado, los estudiantes practicaron su español haciendo slime, hablando de sus emociones y construyendo cosas como balsas o manos biónicas. Otros jugaron Kahoot!, conectando qué bandera representaba qué nación de habla hispana.

Algunos incluso crearon sus propios países.

“Estaban creando porque también queremos impartir la pieza cultural”, dijo Carmen Gaby-Walencik, una entrenadora del plan de estudios de SCE. Añadió con una risa: "Creo que vi un país, no sé si era el nombre del país o el idioma, era “unicorn”, creo. Yo estaba como, 'No creo que eso esté en español', pero tal vez sea análogo. No estoy segura”.

María Elena Vivanco, maestra de tercer grado que ayudó a planificar el campamento de North Chatham, también les enseñó a sus alumnos cómo hacer slime. Ella le recordó gentilmente a cada estudiante que pidiera suministros de slime, como purpurina, agua y pegamento, en español, y esperó a que lo hicieran antes de repartirlos.

“Están muy interesados. Están aprendiendo español. En clase, hablan español”, dijo Vivanco. “Les hablo en español y me entienden. Poco a poco irán hablando. Han mejorado. … Creen que solo se están divirtiendo, pero están aprendiendo”.

En la clase de Ventura Ruiz, los estudiantes de primer y segundo grado aprendieron las diferencias entre sólidos y líquidos en español el miércoles pasado en la Siler City Elementary School. Su clase fue una de las muchas que se llevaron a cabo como parte del primer campamento de español de CCS la semana pasada. / Foto de Kim Hawks

Recuperando el tiempo perdido

Junto con muchas otras iniciativas de aprendizaje de verano de 2021, este campamento tiene sus raíces en COVID-19 y el aprendizaje remoto, según Gaby-Walencik.

Normalmente, los estudiantes cursando en la carrera bilingüe de Chatham pasan la mitad del día escolar inmersos en español y la otra mitad en inglés. Eso les brinda aproximadamente tres horas de cada idioma por día — y 15 horas por semana escolar.

El aprendizaje remoto redujo ese tiempo a la mitad.

“Cuando estuvieron en casa de marzo a noviembre, solo estuvieron haciendo Zoom durante una cierta cantidad de tiempo, y eso reduce la cantidad de tiempo (que tenían)”, dijo Gaby-Walencik. "Todavía estaban haciendo 50/50, la mitad en inglés y la mitad en español, pero si solo aprenden por Zoom durante tres horas al día, eso es una hora y media (a la vez)".

Entonces, con fondos adicionales de ayuda COVID-19, el distrito creó un campamento de verano de español para ayudar a los estudiantes a recuperar el tiempo perdido — algo que preocupaba a muchos padres con estudiantes en la carrera bilingüe, según Chris Poston, director ejecutivo de educación primaria y secundaria del distrito.

“Sentían que sus estudiantes no estaban ganando en la expresión oral que hacemos todos los días en clase durante nuestro tiempo en español en dual language”, dijo Poston. "Y este campamento es un intento para ayudar a apoyar la expresión oral y brindar una capacidad de respuesta cultural adicional a nuestros estudiantes que están en la carrera bilingüe”.

Pero también se trata de brindar oportunidades a los estudiantes que quizás no puedan practicar o mantener sus habilidades en español durante el verano.

"Los padres que tienen a sus estudiantes en la carrera bilingüe, lo hacen porque quieren que sus estudiantes sean bilingües", dijo Gaby-Walencik. “… Tenemos familias que pueden apoyar a sus hijos en español en casa, pero tenemos familias que no pueden mantener a sus estudiantes en español en casa. Lo consiguen aquí, así que realmente quieren que estén aquí”.

‘Ayudándome a mantener mi español’

El primer día de campamento, la maestra de escuela secundaria Tabetha Vegas notó que muchos de sus estudiantes dudaban en hablar y escribir en español. Sin embargo, al tercer día, la mayoría de sus estudiantes mostraron más confianza, lo que le demostró que el campamento estaba funcionando.

“También hacemos Zoom con Chatham Middle, para que presenten lo que han hecho, y luego el otro grupo va. Entonces, ayer uno de los estudiantes dijo: ‘No me siento cómodo’ ”, dijo. "Pero hoy, él dice: 'Quiero asegurarme de tener lo que decir para poder hablar'. Así que quiero decir que sí, que ha generado algo de confianza para muchos de ellos".

Mientras muchas de las actividades del campamento estaban destinadas a ser más divertidas que un día escolar "típico", Vegas dijo que el día todavía estaba estructurado en torno a todos los componentes del aprendizaje de un idioma: hablar, leer, escribir y escuchar "constantemente".

La coordinadora del sitio de North Chatham, Mandy Evans, dijo que el objetivo del campamento era que fuera "100% español", incluso cuando se hacía cosas como hacer slime.

"Se supone que deben intentar hablar con los maestros en español y los maestros los ayudan a apoyarlos en su intento de hablar en español", dijo, "pero la mayoría de los maestros siempre hablan en español. Pero ese es el objetivo, la alfabetización bilingüe completa — bilingüe y bicultural”.

Por supuesto, es más fácil decirlo que hacerlo.

"Es muy difícil para nuestros estudiantes, sin importar su origen, todos quieren hablar inglés", dijo Gaby-Walencik riendo. "... Seguimos recordándoles," ¡En español! "

Jordan Truesdale, estudiante de cuarto grado. / Foto de Peyton Sickles

Jordan Truesdale es un estudiante de cuarto grado que asistió al sitio de North Chatham. Dijo que el campamento fue divertido porque no solo se trataba de "aprender durante todo el día". A ella le gustaba especialmente hacer el slime.

"Mis padres realmente no me compran el slime de verdad", dijo, "así que fue divertido de hacer".

Aun mientras Truesdale no sentía que pasara todo el día en la escuela, dijo que su tiempo en el campamento la estaba ayudando en español.

"Me ayuda a aprender antes de volver a mi salón de clases porque cuando no uso el español, entonces realmente no sé qué decir", dijo. "Así que este campamento de español me está ayudando a mantener mi español".

Los maestros y entrenadores de ambas escuelas dijeron que habían visto mejoras similares para los estudiantes de secundaria. Ese primer día en el campamento de la escuela secundaria de SCE, recordó Gaby-Walencik, "podría haber escuchado caer un alfiler allí". Nadie quiso participar.

El miércoles, esa clase estaba irreconocible.

“Fue ruidoso”, dijo. “Estaban hablando entre ellos, estaban hablando en español. Sé que hubo un pequeño soborno de dulces allí, pero está bien porque estaban participando y estaban realmente interesados”.

Aunque acababa de terminar seis semanas de aprendizaje de verano la semana anterior, Vegas no estaba lista para que terminara el campamento de español.

“Ha sido algo bueno, lo disfrutan”, dijo. "... Solo ojalá que durara más tiempo”.

Se puede contactar a la reportera Victoria Johnson en victoria@chathamnr.com.

Comments

No comments on this item Please log in to comment by clicking here